Regalar una mascota por Navidad: consejos a tener en cuenta (III)

Christmas

Desde Clínica Sanvet llevamos varias semanas hablando de la importancia de tener en consideración numerosos aspectos a la hora de tener una mascota. Por ello, si eres de esos que quieren ampliar la familia por Navidad sigue leyendo nuestras recomendaciones.

PERIODO DE VACACIONES

Muchas veces, uno no se para a pensar en las grandes responsabilidades que supone tener un animal doméstico en casa. Ya sea por ver multitud de perros paseando por la calle o porque gente de nuestro alrededor también disfruta de la compañía de una mascota en casa, nos empecinamos siempre con hacernos con uno de ellos

Una decisión que, en ocasiones, se toma a la ligera sin llegar a pensar en las consecuencias posteriores. Y esto es lo que suele ocurrir, año tras año, durante el periodo de Navidad cuando, ya sea porque nosotros mismos lo pedimos o porque algún amigo o familiar lo desea, muchos perros y gatos irrumpen en la vida de muchas familias.

Todo muy bonito hasta que llegan las vacaciones de Semana Santa o de verano y no permiten el acceso con mascotas al hotel o apartamento reservado. Sin olvidar, tampoco, que ningún amigo o pariente se decide a quedarse con él mientras que nosotros no estamos en casa. 

Situaciones en las que nunca uno se para a pensar y que, en casos extremos, terminan en abandonos. Un final cruel que contrasta con la alegría y el ímpetu con el que se recibía a esa mascota tan querida como regalo de Navidad. Es por ello por lo que se debe siempre reflexionar, más de una vez, en lo que supondrá hacerse cargo de un animal doméstico de por vida.

ECONOMÍA PERSONAL

Otro de los factores importantes a tener muy en cuenta si se tiene pensado regalar una mascota estas Navidades, es saber si la situación económica personal o familiar del beneficiario es lo suficientemente buena como para responsabilizarse de todos los cuidados necesarios para el animal. 

Por un lado, sabiendo que el veterinario será, a partir de entonces, como una segunda casa para él o ella y su nueva mascota, teniendo que afrontar pagos de revisiones, vacunas o cualquier otro tipo de intervención por enfermedad o imprevisto.

Además, entre el presupuesto de la compra mensual, una pequeña parte irá también destinada hacia la alimentación del nuevo miembro de la familia. Sin contar con ciertos gastos secundarios, como podría ser una residencia de mascotas para los periodos de vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>