Prepara tu mascota para la llegada de un bebé

Que llegue un bebé a casa es una revolución que supone grandes cambios para todos en la familia, incluidas las mascotas. Según los expertos los niños que conviven con gatos y perros tienen menos otitis, menos síntomas o infecciones del tracto respiratorio y desarrollan menos alergias.

Los beneficios psicológicos y sociales que las mascotas aportan a los niños son: una mejor socialización, mayor empatía e inteligencia emocional, compasión o adquisición temprana de responsabilidades entre otros. Criar a los niños junto a mascotas educa a lo pequeños en los procesos vitales, la amistad, la solidaridad y otros valores prosociales.

Prepara tu mascota para la llegada de un bebé

Para que todo esto se de, hay que educar a la mascota adecuadamente y prepararla para la llegada de un bebé. Es recomendable seguir estos pasos desde que se sabe la noticia hasta el momento de presentación.

En primer lugar hay que crear un buen nido. Al igual que los padres pasan tiempo de la gestación preparando todo para el gran momento, las mascotas también necesitan un tiempo de adaptación. Por ello, mucho antes del nacimiento, ya se deben incorporar las nuevas rutinas de horarios o delimitar las zonas en las que el animal pueda o no estar. También se recomienda poner grabaciones de llantos de bebé de vez en cuando para que la mascota se acostumbre al sonido.

Debe haber objetos prohibidos. Como los juguetes de los niños y los perros no son tan diferentes, hay que procurar que el perro no mastique los juguetes que están en la cuna del bebé. Es recomendable comprar juguetes para el pequeño meses antes y enseñar a nuestra mascota que no debe jugar con ellos.

Hay que tener en cuenta los buenos olores. Los productos de higiene de bebés tienen olores muy característicos que también son un cambio pare el animal. Conviene acostumbrar a la mascota a estos nuevos olores y que se adapte a ellos.

Debes normalizar cuanto antes el ajuar del bebé. Cuando llega un niño con el también llega un carrito, una cuna, un cambiador, un cuco… Hay que dejar que la mascota los huela, conozca e integre, dentro de los objetos que forman parte de su hogar.

Otra recomendación es la de afianzar con tiempo las pautas educativas de la mascota. Si antes de que nazca el bebé el perro tira más o menos de la correa, si sabe esperar sentado y tranquilo hasta que sale su dueño, si saluda a las personas con mucha efusividad, etc. A partir de cuando nace el bebé, estas cuestiones si son importantes, por lo que el momento de adquirir y afianzar esas habilidades es antes y no después.

No lo abandones. España es uno de los primeros países europeos en abandono de animales. La llegada de un bebé no debe ser excusa para deshacerse de un miembro de la familia porque, que niños y mascotas crezcan juntos tendrá muchos más beneficios que desventajas.

Cuando por fin llega el momento de presentación, es importante que los padres mantengan una actitud tranquila y segura. El animal debe poder oler al pequeño. El papel de los padres como guías relajados es esencial para que todo salga bien. Lo que sí es importante para que el animal se sienta integrado y no adquiera conductas de celos es que se le permita en todo momento ser parte de la vida del niño, aunque sea, en principio, como mero espectador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>