Estrés y ansiedad en perros y gatos

Amazing dog face. Bulldog funny hid under a warm blanket

El miedo, la ansiedad y el estrés tienen un gran impacto sobre las mascotas, no solo a nivel fisiológico induciendo efectos tales como la elevación de la glucosa en sangre, taquicardias e inmunosupresión, también para su bienestar, dado que los problemas de comportamiento derivados de estas patologías siguen siendo una de las principales causas de abandono de perros y gatos en protectoras.

El estrés agudo

Casi todos los propietarios de mascotas podemos identificar una serie de expresiones corporales y signos en la conducta que nos indican que nuestro perro está sufriendo un episodio de estrés o ansiedad: posturas, temblores, agresividad…

Hay que estar atento ante cualquier duda y procurar las mejores condiciones para nuestros amigos, y ante cualquier duda, la mejor opción siempre es consultar a nuestro veterinario.

Prevención en animales vulnerables

Existen perros y gatos que, sin llegar a tener una alteración grave del comportamiento, son muy sensibles y se estresan con facilidad. Muchas de estas mascotas, se alteran más de lo normal ante cualquier pequeño cambio en su entorno, lo que les genera un comportamiento anómalo y, lo que es peor, un profundo malestar del que no siempre somos conscientes. 

No es solo que nuestra mascota actúe de forma “rara”, también tenemos que tener en cuenta la angustia con la que algunos animales viven ciertas situaciones de la vida cotidiana.

¿Qué situaciones pueden alterar a una mascota vulnerable?

  • Desplazamientos, viajes
  • Mudanzas
  • Fiestas
  • Visitas
  • Llegada de nuevos familiares al hogar (bebés, abuelos…) o de nuevas mascotas
  • Cambios bruscos en la rutina familiar
  • Obras
  • Ruidos (tormentas, etc)

¿Cómo se manifiestan el estrés y la ansiedad en las mascotas?

Si tu mascota es un perro…

  • Babea más de lo habitual
  • Jadea más de lo habitual
  • Enseña los dientes
  • Tiembla, baja o esconde la cola
  • Muestra comportamientos repetitivos
  • Se mordisquea
  • Emite más sonidos de lo habitual

Si se trata de un gato…

  • Muestra un comportamiento defensivo
  • Huye o se esconde
  • Emite más sonidos de lo habitual
  • Se queda inmóvil
  • Hace sus necesidades fuera de la bandeja de arena
  • Juega menos de lo habitual
  • Se lame más de lo habitual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>