Cuidados de las almohadillas de nuestro perro

Ir de caminata con nuestra mascota es un plan perfecto para disfrutar del aire libre junto a nuestros perros. Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta que, a diferencia de nosotros, nuestras mascotas no llevan zapatos, por lo que debemos tomar precaución por donde caminan para evitar lesiones y heridas en las almohadillas.

La piel de las almohadillas de nuestros perros está preparada para que sean capaces de caminar sin molestias por diferentes terrenos, de hecho, depende de las rutinas de nuestros perros las almohadillas se modificarán. De hecho tardan alrededor de un mes en regenerarse. Por lo tanto, si nos proponemos hacer caminatas con nuestro perro podremos intentar ir progresivamente para que sus almohadillas y su resistencia se aclimate.

Por otro lado, debemos tener cuidado con el frío. En caso de que vayamos a la nieve o que el suelo esté helado por el frío es posible que las almohadillas de nuestro perro se vean deterioradas. Lo mismo ocurre en verano con el calor, si no aguantamos con el reverso de la mano más de 5 segundos nuestro perro no podrá aguantarlo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>